martes, 26 de octubre de 2010

Libros digitales

En este post quiero realizar una impresión personal de los libros digitales y así retomar el blog que debo reconocer que lo tengo un poco olvidado. Supongo que la excusa es que llevo una época muy complicada de trabajo y de tareas y todas son de esas "para ayer". Espero poder retomar el blog y llevarlo más al día.

Bueno, a lo que vamos. Antes de comenzar con el propio libro digital, debo destacar que yo soy lo que se denomina coloquialmente "una rata de biblioteca", no recuerdo el momento en el que me empezó a gustar leer porque desde que tengo memoria he crecido rodeada de libros. Esto quiero destacarlo porque yo era de las personas que solían decir "a mí no me gusta el libro electrónico, yo prefiero el "tacto" de las páginas del libro", lo decía una y otra vez a pesar de ser una persona pro-tic, pero sentía que el libro perdería su alma.
Hasta que en las navidades pasadas apareció este regalo. Supongo que estaban hartos de la pila de libros que he ido acumulando durante años. Como fue un regalo me propuse probarlo. Al principio me preocupé por si brillaba la pantalla o no y por otro tipo de detalles así pero finalmente lo probé y no he podido deshacerme de él. A nivel personal puedo decir que ha sido uno de los mejores regalos que he tenido por varias razones:
  1. Puedo tener una gran cantidad de libros en un sólo dispositivo.
  2. Existen libros electrónicos que me sería difícil comprar en una tienda y debería perder tiempo en buscar las tiendas que lo vendieran.
  3. Tengo acceso a libros libres que la gente publica por iniciativa y me ha permitido acceder a nuevas obras que éstas si que no podría encontrar a la venta.
  4. La pantalla no emite luz. No entiendo a la gente que defiende a ultranza el Ipad como lector de libros digital. Pienso que para utilizarlo de vez en cuando para leer algo (igual que hacemos en el ordenador) no está mal pero considero que el Ipad no puede ser nuestro lector de libros de cabecera, seguro que permite hacer muchísimas cosas pero un lector de libros electrónico no puede emitir luz, su funcionalidad se basa es que simula a la vista el papel de un libro.
  5. El ahorro de espacio que supone también hay que valorarlo.
  6. He podido incluir mis artículos, mi tesis y otros documentos que he redactado yo misma en el e-book y llevarlos encima en el dispositivo.
  7. Suelen leer diversos formatos. El que yo tengo lee pdf, doc, txt, rdf...
  8. Puedo subrayar y anotar ideas.
  9. Muchos de los libros digitales son más baratos que los libros tradicionales.
El problema: el precio. Es cierto que considero que aún son demasiado caros, supongo que irán reduciéndose de precios conforme salgan al mercado nuevos modelos y más marcas comiencen a fabricarlos.
Hay varias alternativas que están en camino. Mi compañera y amiga Rosa Bernal me acaba de enseñar este libro digital que parece ser que va a tener un precio económico y buena calidad. Yo de momento ando muy contenta con mi e-book y quería compartir mi experiencia como usuaria.

Un saludo. Nos vemos por el ciberespacio-




2 comentarios:

carherco dijo...

Deberías usar los términos libro (ebook) y lector (ereader) con más precisión.

Besote.

Malle dijo...

De acuerdo Carlos, lo tendré en cuenta. ¡Gracias!