lunes, 5 de noviembre de 2012

Una reflexión (muy personal) sobre la LOMCE

Cuando estudiaba Pedagogía tuve que estudiar todas las leyes educativas que se habían implementado en España desde la democracia. Bueno, seré honesta... en Historia de la Educación tuve que estudiar mucho más, pero sí que es cierto que durante un par de años las asignaturas que cursaban se encontraban a caballo entre la LOGSE y la LOCE, que finalmente no se llegó a aplicar, y finalmente la LOE. Ley tras ley nos preguntábamos en clase ¿por qué no se hace una ley educativa de consenso? y bueno, entendíamos que cada gobierno quiere dejar su granito de arena creando una ley nueva, pero también nos preguntábamos ¿y no pueden coger la ley educativa actual y mejorar lo que falle y no crear una de cero?.
Si unos alumnos de Pedagogía de 20 años se hacen esos planteamientos creo que unos políticos, que se supone que son expertos del ámbito en el que trabajan (???) también se los harán.
Hiking artist. Licencia CC. Flickr


La mayoría de leyes en papel son buenas, lo que suele fallar es la aplicación de la ley, pasó con la LOGSE y creo que pasa con la LOE, incluso con Bolonia. Los planteamientos son buenos, pero ¿cómo aplicarlos en la escuela de a pie? en eso deberían ir los esfuerzos políticos, no en empezar una ley de cero para gastar un dineral en cambiar de nombre a las cosas, y llenar los debates políticos con cosas como la educación para la ciudadanía, cuando tenemos en el sistema educativo otros problemas que son los que hay que atacar de fondo.

Y bien, finalmente llega a mis manos el anteproyecto de la LOMCE. 
La primera frase dice "La educación es el motor que promueve la competitividad de la economía y las cotas de prosperidad de un país". Y ya me chirría, o quizás es que yo soy demasiado utópica y soy de las de la educación cambia vidas, forma personas, etcétera... creo que ese rollo no cala hoy en día. En fin. Entiendo que en el momento en el que estamos queda bien que esa sea la primera frase, oye, que no deja de tener su sentido, pero deberíamos aspirar a más...

Sigo leyendo y acto seguido vuelve a caer el informe PISA como una losa encima del sistema educativo. Para los que no lo sepan el informe PISA son los resultados de unas pruebas estandarizadas a alumnos de 15 años, centradas principalmente en el área de matemáticas y lengua. Este informe es cada vez más cuestionado, entre otras cosas porque evalúa principalmente capacidades cognitivas, muy importantes, pero no evalua competencias ni habilidades, y tampoco tiene en cuenta el contexto. Pero más allá de valoraciones críticas, yo creo que el informe PISA se está convirtiendo en el arma arrojadiza de los políticos para fundamentar cambios intrínsecos en la estructura del sistema educativo.

Cuando el anteproyecto comienza a hablar de outputs e inputs me asusto mucho. Yo entiendo que hay que gestionar los recursos, pero no se puede ser tan corto-plazista como para valorar que los resultados de todo un sistema educativo son las notas de los alumnos en el informe PISA. La educación va más allá, pero en fin, lo que veo no hablamos el mismo idioma.

Punto III: Uno de los objetivos es reducir el abandono escolar. Ok con eso. Sigo leyendo. "Flexibilización de las trayectorias" mmmmm..... esto es lo de los itinerarios de la LOCE pero retomado.

Y de repente...¡Susto!  "Las TIC como herramientas complementarias de aprendizaje". Se me cae toda la pedagogía al suelo... "... servirán de refuerzo y apoyo en los casos de bajo rendimiento".... parece ser que dejando al niño que va mal delante del ordenador aprenderá solico... 
Me pongo a buscar otro apartado sobre TIC y me encuentro más de lo mismo: "apoyo", "recuperación", "complementarias".

¿Y por qué no estoy de acuerdo?
Principios generales sobre medios (estudiados en segundo de carrera, enunciados por el profesor Cabero):
- El medio no educa por sí mismo. El medio es un recurso, el aprendizaje no está en función del medio sino de la estrategia metodológica que el profesor utilice (por cierto, no he visto nada en la LOMCE sobre el profesorado...).
- Los medios no son ni buenos ni malos por sí mismos. Las TIC no son la panacea que vienen a solucionar los problemas educativos de los niños que van mal. Son un recurso más, como el libro de texto. ¿A que no se asume que por dejar a un niño delante de un libro va a aprender solo porque es buenísimo? pues delante del ordenador tampoco.

Cosas que me faltan en el anteproyecto de la LOMCE: hablar del profesorado y de metodologías, vamos, de lo que yo creo que es precisamente lo relevante ahora mismo para solucionar algunas trabas del sistema.

Quizás he pecado de desconfiada, no es que todo sea tan horrible y tremendo como lo he dibujado, pero me chirrían muchas cosas, y sobretodo no para de venirme a la cabeza una frase que decía mi abuelo "esto es matar moscas a cañonazos".

3 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

¿Y para los que tengan buen rendimiento? ¿Prohibidas las tabletas, ordenadores? Lo de los móviles lo doy por hecho, por aquello de la disciplina ;-)

Mikel Agirregabiria dijo...

Coincidencias y discrepancias. Las "TIC"s no son un mero recurso más, en mi modesta opinión. Sí hablar más del profesorado y las metodologías, pero también enfocar más en el alumnado y las familias.

Saludos cordiales,

Carla Linvich dijo...

Y yo que pensé que ciertas cosas pasaban solo en Argentina...
Pasa el tiempo, y mientras más me voy interiorizando más cuenta me doy que es un fenómeno global, o al menos en el mundo hispanohablante, el deteriorar la educación constantemente con leyes que rozan lo ridículo o lo utópico.
Vienen perdiendo el foco hace rato... y no creo que sea inocente.
Saludos.
Carla.